¿Por qué elegir emisores térmicos eléctricos y no otro tipo de calefacción?

 en Haverland News

Los emisores térmicos eléctricos son un tipo de calefacción fija, la cual funciona cuando la conectamos a la red eléctrica. De forma habitual, el material de fabricación es el aluminio, puesto que el radiador tiene que ser un conductor térmico y el aluminio es un material que transmite el calor.

Así pues, entendemos que un emisor térmico es el equivalente a un radiador eléctrico de bajo consumo. Está formado por un cuerpo de aluminio inyectado, con un perfecto diseño para que la transmisión de calor sea óptima.

Disponen de un termostato electrónico de control, el cual permite recopilar los datos recibidos de las temperaturas y tiempos programados y gestionar así el funcionamiento del emisor.

Los radiadores eléctricos son fáciles de instalar y de muy fácil manejo, proporcionando una solución rápida y segura. Y por encima de todo es un sistema de calefacción 100% respetuoso con el medio ambiente, porque no consume oxígeno ni producen humos ni gases.

El emisor térmico eléctrico es un tipo de calefacción fija que utiliza la resistencia eléctrica para generar calor. Los emisores térmicos eléctricos favorecen que se prolongue el calor, por lo que de esta manera contribuyen a un importante ahorro de energía.

¿Por qué elegir un emisor térmico eléctrico?

Disponer de un emisor térmico eléctrico en casa tiene muchas ventajas. La instalación es sencilla y al tratarse de calefacción eléctrica de bajo consumo es muy recomendable para grandes necesidades de calefacción.

Si elegimos utilizar un emisor térmico hay que recordar que necesitaremos, hacer un buen cálculo de potencia por metros cuadrados que tenga la habitación. Dependiendo del tamaño de la habitación, igual se necesita uno o varios aparatos para que la habitación se caliente cuanto antes. Además, el mantenimiento de radiadores eléctricos es sencillo, ya que no requiere de un calendario de revisiones periódicos.

Son múltiples los motivos por los cuales decantarse por el uso de radiadores eléctricos de bajo consumo:

  • Gracias a su eficacia, seguridad y facilidad de uso, los emisores térmicos permiten ajustar su consumo a las necesidades reales de calefacción.
  • Su instalación es sencilla, no requiere obra. Su coste depende del tipo de vivienda, del aislamiento y zona climática donde se encuentre.
  • Gracias a los termostatos de alta precisión, cuya exactitud es de +/- 0,1C, el consumo siempre es moderado y se ajusta a las necesidades reales del cada estancia.
  • La posibilidad de programación independiente, de acuerdo a las necesidades de cada persona, es otra forma de reducir el consumo y ahorra en la factura de la luz.
  • La versatilidad se ve reflejada en la gran variedad de potencias que tienen estos radiadores (450W a 2000W) y modelos.
  • Los emisores térmicos son la opción más recomendable para una vivienda que cumpla los siguientes requisitos: si necesita una calefacción de apoyo, Si la vivienda está situada, geográficamente, en una zona templada y  es un tipo de calefacción muy recomendable para segundas viviendas.

Ventajas de tener emisores térmicos eléctricos

Son muchas las ventajas de tener emisores térmicos frente a otro tipo de calefacción. A continuación, veamos algunas recomendaciones para elegir el mejor emisor térmicos eléctrico.

  • Los emisores térmicos eléctricos no generar combustión, así como residuos, olores o humos. Por lo que no es necesario seguir un calendario de revisiones, como en otros sistemas de calefacción. Además, no son perjudiciales para el medio ambiente ni ensucian las paredes.
  • Los emisores térmicos eléctricos cuentan con termostato y un programador que regula la temperatura. Por tanto, podemos elegir la potencia correcta para nuestro hogar. Es recomendable que calcules entre 80 y 100 W por cada m2.
  • Si no vamos a estar en el hogar podemos programar el termostato a una temperatura idónea para que se apague y se encienda solo. Por el día es suficiente tener programados los termostatos a 20ºC/21C (temperatura confort). Por la noche se recomienda bajar a 16ºC-18ºC (modo economía). Esto nos ayuda a ahorrar energía.
  • No es necesario que limpies de forma periódica los emisores térmicos eléctricos. Con pasar un plumero o paño seco al comienzo de la temporada de invierno es suficiente.
  • La temperatura de la superficie del aparato nunca llega a ser demasiado elevada, por lo que evitaremos que se produzcan quemaduras en los habitantes de la casa.
  • Cada radiador del hogar es independiente y puedes conectarlo en cualquier lugar sin hacer obras, ya que no dispone de tuberías ni calderas. Basta con enchufarlos a la corriente eléctrica.
  • Al ser independientes unos aparatos de otros, puedes programarlos uno a uno según tus necesidades, por lo que estaremos ahorrando energía de nuevo.
  • Otra importante ventaja de tener emisores térmicos y no otro sistema de calefacción es que, tras apagar los radiadores, siguen irradiando calor durante algunas horas.

Tipos de emisores térmicos

Según el elemento calefactor de su interior, nos encontramos con tres clases de emisores:

Emisores térmicos de inercia con cuerpo de fundición de aluminio. Conocidos como emisores secos. Sus resistencias calefactoras están diseñadas, principalmente, para transmitir rápidamente calor por conducción. Este tipo de equipos son idóneos para calentar rápidamente una habitación y el uso de ellos sea de pocas horas, de 0-5 horas aproximadamente.

Emisores térmicos fluidos. Llevan una resistencia blindada y un fluido termo-conductor de alta transferencia térmica, que combina una excepcional estabilidad y baja viscosidad para un funcionamiento excelente. Es decir, entendernos, lleva un líquido que reparte de forma uniforme el calor por el aparato y recircula dentro de él rápidamente. Este sistema de calentamiento, a pesar de que tarda más en calentarse, guarda más el calor y es la mejor opción para mantener, a temperatura confort, estancias con uso de entre 5 a 8 horas.

Emisores térmicos cerámicos. Llevan en su interior unos bloques cerámicos de gran conductividad para proporcionar una elevada inercia térmica. Son más lentos en alcanzar la temperatura pero son los que más inercia térmica disponen. Los bloques cerámicos generan y mantienen en su interior el calor generado por las resistencias, disipándose de forma rápida y uniforme al ambiente. Esta clase de equipos son la mejor alternativa para un uso de calefacción superior a 8 horas.

Dependiendo de las necesidades de cada uno y de la ubicación geográfica, elegiremos una opción u otra. La gran ventaja que tienen estos equipos, independientemente de la clase que elijas, es que la gran mayoría de los modelos llevan un termostato electrónico autoprogramable. Es decir, cada emisor puede tener su propia temperatura, dependiendo del tiempo que estés en la habitación. Algunos modelos de Haverland de  llevan incorporados un indicador de consumo, el cual permite conocer y controlar lo que consumes cada día.

Este sistema de calefacción, al igual que toda la calefacción eléctrica, es muy limpio y respetuoso con el medio ambiente. No contamina porque no utiliza ningún tipo de combustible, no desprende ni humos ni olores y lo mejor, apenas precisan mantenimiento, ya que no hay revisiones periódicas como ocurre con otros tipos de calefacción

Emisores térmicos eléctricos de Haverland

Los emisores eléctricos Haverland están diseñados para adaptarse a las necesidades del mercado actual, tanto en control como en tecnología. Estos son los diferentes emisores térmicos eléctricos que fabrica Haverland:

Emisores térmicos inteligentes Haverland: Wi y TTWifi

De entre todos los radiadores eléctricos que ofrece Haverland destacan los llamados emisores térmicos inteligentes: Wi y TTWIFI

Los emisores térmicos autoprogramables Wi, con un diseño de elementos curvos de alta inercia térmica a fundición de aluminio, son los primeros en el mercado que disponen de un módulo wirelless incorporado.

Es el primer emisor térmico inteligente, autoprogramable que aprende según tu presencia. Como también es el primer emisor que con las 3A: autoprogramable, aprende tu estilo de vida, aprendizaje de estilo continuo. El emisor térmico Wi, lleva también incorporado un detector de ventanas abiertas. Como última anotación decir que, este tipo de radiadores se pueden controlar desde cualquier lugar gracias a la App Haverland.

A partir de este inteligente y revolucionario emisor térmico e inspirándonos en el diseño de nuestra gama más emblemática de emisores térmicos RCTT, nace el emisor TT con tecnología WiFi, sin centralitas. Con un diseño innovador de elementos de aluminio curvos de inyección, por los que pasa un fluido térmico de alta inercia térmica.

Los emisores térmicos Haverland incorporan un termostato fácil de programar. En ocasiones terminamos de instalar el emisor lo encendemos y no sabemos muy bien como programarlo. En este artículo queda muy bien explicado cómo programar un tres modelos de emisores Haverland.

En definitiva, escoger emisores térmicos eléctricos es la opción más inteligente, por su gran potencia y bajo consumo. Para que aciertes en tu elección, tienes que tener muy claro el tiempo de uso que va a tener el emisor térmico eléctrico y la potencia óptima a instalar para los metros cuadrados de la habitación a calentar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Fabricantes de emisores térmicos y calefacción eléctrica