Emisores Térmicos

Home Emisores Térmicos
Emisores térmicos

Emisores térmicos

El emisor térmico está formado por un cuerpo construido en aluminio inyectado, con un perfecto diseño para que la transferencia de calor sea óptima. Según el elemento calefactor de su interior se dividen en…

Leer más

Emisores Térmicos

El emisor térmico está formado por un cuerpo construido en aluminio inyectado, con un perfecto diseño para que la transferencia de calor sea óptima. Según el elemento calefactor de su interior se dividen en:

Emisores térmicos de inercia con cuerpo de fundición de aluminio. También conocidos como emisores secos (aunque este término no está bien empleado). Sus resistencias calefactoras se han diseñado especialmente para transmitir calor por conducción. Estos aparatos se calientan enseguida y es una buena opción cuando se necesita calentar de forma rápida y se van a usar pocas horas (0-5h). Su precio es menor que los otros tipos de emisores.Emisores térmicos de fluido. Llevan una resistencia blindada y un fluido termo-conductor de alta transferencia térmica que combina una excepcional estabilidad y baja viscosidad para un funcionamiento eficiente. Es decir, que llevan un líquido que reparte de forma uniforme el calor por el aparato y recircula dentro del aparato de forma rápida. Disponen de más inercia térmica que los anteriores. Guardan más el calor aunque también tardan más en calentarse. Es una buena opción si lo que necesitas es tener las estancias calientes entre 5 y 8 horas.

Emisores térmicos cerámicos. Llevan en su interior material cerámicos compuestos por elementos sólidos de gran conductividad para proporcionar una elevada inercia térmica. Son más lentos en alcanzar la temperatura máxima pero disponen de mayor inercia térmica que los anteriores. Los bloques cerámicos generan y mantienen en su interior el calor generado por las resistencias, disipándose de forma rápida y uniforme al ambiente. Estos emisores es la mejor alternativa si necesitas calefacción más de 8 horas en la habitación.

Ahora viene la pregunta del millón de dólares ¿Cuál es el que mejor me conviene?. Todo depende de las necesidades que tengas y de donde estés ubicado geográficamente. Es decir, no es lo mismo estar en casa todo el día que tan sólo unas horas. Como tampoco no es lo mismo vivir en Burgos que en Alicante

Otra característica importante de este sistema de calefacción es que son aparatos que llevan un termostato electrónico programable. Cada emisor puede tener su propia temperatura. La regulación por habitación permite controlar de forma eficiente su consumo eléctrico. Se recomienda una temperatura entre 20º y 22º en pleno funcionamiento (temperatura confort). Y si no se está en casa o es de noche dejarla entre 15º y º17º. Algunos de nuestros modelos incorporan incluso llevan un indicador de consumo.

Es un sistema de calefacción limpio, comprometido con el medio ambiente. No contamina ya que no utiliza ningún tipo de combustible. No existe ningún tipo de combustión, humos, residuos ni olores. Como tampoco necesitan mantenimiento, no hay revisiones como en otro tipo de instalaciones de calefacción.

Emisores térmicos y calefacción eléctrica inteligente