fbpx

¿Dónde colocar en casa un emisor térmico eléctrico de pared?

Inicio > Blog

Los emisores térmicos eléctricos son un tipo de calefacción eléctrica con fijación a la pared, es decir, funcionan por conexión a la red eléctrica. Los emisores térmicos suelen estar fabricados de aluminio, un conductor térmico resistente y bastante habitual. Una de las diferencias entre los radiadores eléctricos portátiles y los emisores térmicos es la eficiencia, pues aunque los radiadores eléctricos pueden ser eficientes, el consumo de los emisores térmicos es bastante menor. De hecho, a los emisores térmicos también se les atribuye el término de radiadores eléctricos de bajo consumo de pared.

Si estás pensando en hacer una reforma en tu hogar o en construir una casa nueva, es buen momento para pensar dónde quieres instalar los radiadores eléctricos de bajo consumo o emisores térmicos. Una correcta instalación te supondrá un ahorro de energía muy importante y te proporcionará la temperatura necesaria para conseguir un ambiente caldeado y confortable.

¿Dónde es mejor colocar un emisor térmico eléctrico en casa?

  • Debajo de la ventana

    El mejor sitio para colocar un emisor térmico eléctrico es en la pared, situado bajo la ventana. Así se evita que el frío de las paredes cercanas a la ventana no calienten satisfactoriamente la estancia. Además, cerca de la ventana existe una mayor corriente de aire y esta ayuda a una distribución del calor homogénea dentro de la estancia, que previene de variaciones de temperatura indeseadas. Incluso te protegerá de las posibles fugas o defectos que tenga la ventana y no permita un correcto aislamiento del frío provocado por la entrada de aire. Todo esto, contribuirá a un mayor ahorro de la calefacción eléctrica.

    rces fondo 1 300x240 - ¿Dónde colocar en casa un emisor térmico eléctrico de pared?

    En Haverland, contamos con emisores térmicos eléctricos de pared de diferentes tamaños para poder colocarlo en cualquier punto de la estancia. De hecho, la gama de emisores térmicos RCE cuentan con diversos tamaños. Gracias a su elevada potencia por elemento (150W) podrás instalar un emisor térmico de dimensiones más reducidas sin dejar de lado la capacidad calorífica que aportará a la estancia, y así aprovechar el máximo espacio posible en las paredes. Además, para que la instalación resulte más sencilla, incluye una plantilla y un kit de montaje para la pared.

    No obstante, hay situaciones en la que no es posible instalar un emisor térmico eléctrico bajo la ventana, bien sea porque hay obstáculos cerca que impiden la colocación del mismo o porque la propia ventana es demasiado amplia y no hay suficiente espacio. En estas situaciones, su puede intentar colocar en un lugar cercano a la ventana, como puede ser en la misma pared a un lateral o el la siguiente pared más próxima a la ventana.

  • En una pared interior

    Si tampoco hay posibilidad de colocarlo en los lugares ya citados, también podrás optar por colocarlo en una pared interior. Es una opción adecuada para esparcir el calor por las paredes internas y ofrecer una mayor sensación de confort. Además, si cuentas con unas ventanas de doble acristalamiento y bien aisladas del frío, no supondrá ningún problema a la hora de transmitir el calor de manera homogénea.

  • Detrás de la puerta

    En ocasiones, puede darse la única opción de colocar el emisor térmico en la pared situada detrás de la puerta. Si bien es cierto que esta no es la opción más óptima para colocar un emisor térmico, no supone ningún inconveniente a la hora de proporcionar suficiente calor repartido por la estancia, aunque es posible que se pierda un poco si la estancia conecta con una zona más fría.

¿Dónde no se deben colocar el emisor térmico eléctrico en casa?

Por último y no menos importante, vamos a mencionar los sitios menos aconsejables para colocarlos en la pared. Además de ser menos eficientes y por tanto, aumentar su consumo innecesariamente, colocar un emisor térmico cerca de estos elementos puede suponer un riesgo en términos de seguridad.

  • Cerca de textiles

    Cubrir un emisor térmico con textiles, tales como cortinas o mantas, podría llegar a provocar un incendio si este permanece cubierto durante un largo periodo de tiempo. Además, se perdería una gran cantidad de calor que debería cubrir toda la estancia.

  • Cerca de muebles y electrodomésticos

    Tampoco es aconsejable colocar un emisor térmico de pared cerca de muebles y electrodomésticos, ya que podrían verse deteriorados y los aparatos electrodomésticos podrían calentarse demasiado y estropearse.

 en Sin categorizar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies