Tipos de estufas de pellets

 en Haverland News

Si, es una realidad. Este tipo de calefacción se ha implantado en nuestro país y no hay marcha atrás. Te preguntarás que por qué. Nosotros en alguno de nuestros posts hemos hablado de ello, pero lo volvemos a contar para refrescar la memoria.

Porque es una calefacción limpia, su combustible (pellet) está fabricado con residuos naturales y renovables. En segundo lugar se trata de un sistema de calefacción económico, el combustible que utiliza es de menor precio a diferencia de otros. Lo más importante es, que gracias a esto, notarás en tus facturas un palpable ahorro.

A la hora de elegir el tipo de estufa, tengo que tener en cuenta tres preguntas : ¿Qué tipo de estancia voy a calentar? ¿Dónde voy a poner la estufa? ¿Dónde comprarla?

Una vez resueltas estas tres preguntas y atendiendo a las necesidades de cada uno, comentar que hay tres tipos de estufas de pellets:

Estufas de aire por convección. Son las más utilizadas. Distribuyen el calor de manera uniforme por toda la habitación. En este tipo de estufas incluimos las nuestras: las estufas de aire pon convección forzada Haverland, que aparte de ser silenciosas, distribuyen el calor rápidamente en largar distancias. A la hora de elegir la potencia tiene que tener en cuenta la superficie total a calentar y el nivel de aislamiento de la casa.

t71 1024x546 - Tipos de estufas de pellets

Estufas canalizables: Muy parecidas a las primeras. Este tipo de estufa lleva unos tubos que distribuyen el aire caliente de forma uniforme por las estancias donde se coloquen estos tubos.

Y por último están las Termo-estufas: Se pueden conectar al sistema de calefacción existente y de calentar la habitación, alimenta el circuito de radiadores de agua.

Haverland

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Fabricantes de emisores térmicos y calefacción eléctrica