Ventajas de tener emisores térmicos y no otro sistema de calefacción

 en Haverland News

¿Conoces cuáles son las ventajas de tener emisores térmicos y no otro sistema de calefacción? Tanto si la respuesta es sí como si es no, sigue leyendo porque vamos a darte los motivos por los que debes optar por esta opción.

Ha llegado el frío y muchos nos preguntamos cuál es el sistema de calefacción adecuado para nuestra vivienda. En primer lugar, hay que dejar claro que no todos los hogares necesitan el mismo sistema de calefacción.

Hay diversos factores que influyen a la hora de elegir el mejor sistema de calefacción, como pueden ser: el aislamiento, la climatología, la distribución de la casa, la ubicación, el tamaño o el número de habitantes de la misma.

Los sistemas de calefacción se pueden clasificar según la fuente de energía que se emplea y según el aparato del cual se obtiene el calor. De esta forma, los sistemas de calefacción que existen los podemos dividir de la siguiente manera.

Sistemas de calefacción

  • Calefacción eléctrica por acumulación
  • Calefacción eléctrica por convectores
  • Caldera con radiadores de agua
  • Suelo radiante
  • Bombas de calor
  • Calefacción de gas
  • Emisores térmicos eléctricos

¿Qué es un emisor térmico eléctrico?

Un emisor está formado por un cuerpo construido en aluminio inyectado, con un perfecto diseño para que la transferencia de calor sea óptima.

Según el elemento calefactor de su interior se dividen en:

Disponen de un termostato electrónico de control, el cual permite recopilar los datos recibidos de las temperaturas y tiempos programados y gestionar así el funcionamiento del emisor.

Fáciles de instalar y de muy fácil manejo, proporcionando una solución rápida y segura. Y por encima de todo es un sistema de calefacción 100% respetuoso con el medio ambiente, porque no consume oxígeno ni producen humos ni gases.

El emisor térmico eléctrico es un tipo de calefacción fija que utiliza la resistencia eléctrica para generar calor. Los emisores térmicos eléctricos favorecen que se prolongue el calor, por lo que de esta manera contribuyen a un importante ahorro de energía.

Entre las principales ventajas de tener emisores térmicos eléctricos encontramos una uniforme distribución del calor en toda la superficie del emisor. Además, son capaces de mantener el calor mucho más tiempo.

Instalación sencilla y ahorro de energía

La instalación es sencilla y al ser de bajo consumo son muy recomendables para grandes necesidades de calefacción. Como único inconveniente, depende de la fluctuación en el precio del kw/h.

Si elegimos utilizar un emisor térmico hay que recordar que necesitaremos instalar uno por habitáculo. Pero si nuestras necesidades de calefacción son grandes, esta es tu mejor opción. Este sistema de calefacción puede llegar a necesitar hasta un 30% menos de energía para calentar una habitación.

Ventajas de tener emisores térmicos

  • Los emisores térmicos eléctricos no generar combustión, así como residuos, olores o humos. Por lo que no es necesario seguir un calendario de revisiones, como en otros sistemas de calefacción. Además, no son perjudiciales para el medio ambiente ni ensucian las paredes.
  • Los emisores térmicos eléctricos cuentan con termostato y un programador que regula la temperatura. Por tanto, podemos elegir la potencia correcta para nuestro hogar. Es recomendable que calcules entre 80 y 100 W por cada m2.
  • Si no vamos a estar en el hogar podemos programar el termostato a una temperatura idónea para que se apague y se encienda solo. Por el día es suficiente tener programados los termostatos a 20ºC/21C (temperatura confort). Por la noche se recomienda bajar a 16ºC-18ºC (modo economía). Esto nos ayuda a ahorrar energía.
  • No es necesario que limpies de forma periódica los emisores térmicos. Con pasar un plumero o paño seco al comienzo de la temporada de invierno es suficiente.
  • La temperatura de la superficie del aparato nunca llega a ser demasiado elevada, por lo que evitaremos que se produzcan quemaduras en los habitantes de la casa.
  • Cada radiador del hogar es independiente y puedes conectarlo en cualquier lugar sin hacer obras, ya que no dispone de tuberías ni calderas. Basta con enchufarlos a la corriente eléctrica.
  • Al ser independientes unos aparatos de otros, puedes programarlos uno a uno según tus necesidades, por lo que estaremos ahorrando energía de nuevo.
  • Otra importante ventaja de tener emisores térmicos y no otro sistema de calefacción es que, tras apagar los radiadores, siguen irradiando calor durante algunas horas.

No es necesario un calendario de revisiones

La vida útil de los emisores térmicos depende en gran medida del buen uso de los mismos. Se recomienda no poner ropa encima para que se seque.

El mantenimiento de emisores térmicos eléctricos es sencillo, ya que no requiere de un calendario de revisiones periódicos. Sin duda, esta es otra de las ventajas de tener emisores térmicos y no otro sistema de calefacción en casa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Fabricantes de emisores térmicos y calefacción eléctrica