Cómo climatizar la habitación de un bebé: la mejor temperatura

 en Haverland News

Cuando llega un nuevo miembro a la familia, todo es motivo de ilusión y alegría. Llegarán sus primeras sonrisas, sus primeras palabras, sus primeros pasos… Pero antes de que nada de esto ocurra, lo más importante son los primeros pasos que nosotros, sus padres, debemos dar para que nuestro hogar esté absolutamente preparado para recibir a su nuevo miembro.

Además de ciertas prevenciones relacionadas con la seguridad y otros asuntos puramente estéticos, la temperatura es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta para que, desde el primer minuto, el bebé viva en un hogar confortable que, ante todo, respete su delicada salud.

 

¿Cuál es la temperatura ideal para el cuarto del bebé?

La temperatura corporal de los pequeños es bastante variable. Suele oscilar entre los 36 y los 37 grados centígrados. El ambiente climático de su dormitorio influye en dicha temperatura corporal y repercute directamente en su salud.

Según los expertos, la temperatura ideal a la que debe encontrarse el cuarto del bebé es de entre 20 y 24 grados centígrados y, a su vez, no debe ser ni demasiado seca ni demasiado húmeda.

 

¿Cómo lograr la temperatura ideal?

Ahora que se acerca el invierno, mantener el cuarto del bebé a una temperatura adecuada, siempre cálida y agradable, es una de nuestras mayores preocupaciones. A la hora de aclimatarlo, se deben seguir las siguientes indicaciones:

  • Evitar los cambios bruscos de la temperatura controlando siempre el termostato de nuestro sistema de calefacción.
  • Evitar las corrientes de aire con un buen sistema de aislamiento.
  • Los niveles óptimos de humedad deben oscilar en torno al 50%.

 

Los mejores aparatos y tecnología para climatizar la habitación de un bebé

Hoy en día existen una serie de electrodomésticos que facilitan a los padres la tarea de lograr una temperatura perfecta para el cuarto de sus pequeños. En Haverland tenemos varias opciones disponibles para tal fin, entre ellos dos de nuestros nuevos emisores térmicos; ¿quieres saber por qué son ideales para las habitaciones de los peques? Te lo contamos a continuación.

Emisores autoprogramables Iris

 

Los radiadores de fluido, autoprogramables pueden ser uno de los grandes aliados del cuarto de tu bebé. La precisión térmica mantendrá siempre el ambiente a la temperatura adecuada y, además, cuentan con detector de presencia en la habitación, lo que conlleva, como ventaja adicional, un importante ahorro de energía.

 

Gracias a este sensor de presencia, los emisores térmicos IRIS se autoprograman solos. Funcionan cuando estás en la habitación proporcionando el confort que necesitas, reduciendo automáticamente 4ºC cuando no estás. Además, aprenderán continuamente tu rutina diaria para repetirla a la semana siguiente.

La gama Iris cuenta además con un sistema Wireless incorporado gracias al que, a través de una aplicación de Smartphone gratuita, puedes controlar los distintos programas, pudiendo así mantener el cuarto de tu bebé a una temperatura perfecta en cualquier momento, incluso cuando no estés presente.

Emisores ePOINT

Otra gama de radiadores, tecnológicamente avanzada y que incorporan las ventajas del control automático y remoto son los emisores térmicos con geolocalización ePOINT. Se conectan cuando estás cerca de tu casa, desconectándose a medida que te alejas de tu hogar.

¡No puede ser más sencillo! Basta con descargarte la Haverland app, activar el GPS de tu smartphone e indicar el radio de acción que deseas. Así, cuando vuelvas de dar un paseo con tu bebé, el cuarto estará a la temperatura perfecta, ahorrando energía durante vuestra marcha y listo para vuestra vuelta.

 

Los beneficios y ventajas para la salud y el crecimiento de una correcta aclimatación

Mantener una temperatura adecuada de manera constante en el dormitorio de nuestro hijo conlleva una serie de beneficios para su salud:

  • Le protegeremos contra los habituales resfriados tan comunes –y dañinos– entre los bebés.
  • Fortaleceremos su sistema respiratorio, manteniendo sanos vías respiratorias y pulmones debido al correcto balance sequedad–humedad.
  • Crearemos un ambiente confortable y agradable que logrará que nuestro pequeño se encuentre más tranquilo y relajado.
  • Contar con su sistema de aclimatación seguro, económico y tecnológicamente puntero, además, nos tranquilizará como padres al saber que nuestro hijo siempre se encuentra en el ambiente correcto.

¡No lo dudes! Antes de traer al nuevo miembro de la familia a casa y enseñarle su nueva habitación, asegúrate de que el clima de la habitación del niño es el idóneo. En Haverland queremos ayudarte.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Fabricantes de emisores térmicos y calefacción eléctrica