La temperatura óptima en las habitaciones de los niños: cómo configurarla

 en Haverland News

CÓMO MANTENER LAS HABITACIONES DE LOS NIÑOS A TEMPERATURA ÓPTIMA

Los más pequeños de la casa son los que más sufren las variaciones de temperatura en el hogar. Es muy importante mantener sus habitaciones a una temperatura óptima para asegurar su descanso, ya que de lo contrario pueden dormir mal y ver sus defensas afectadas.

Cuál es la temperatura adecuada para niños en casa y cómo configurarla

Lo ideal es mantener estos ambientes entre los 20 y los 22 grados de temperatura. Con la llegada del otoño es posible que la temperatura de la casa se resienta, pero con estos sencillos consejos conseguirás mantener un ambiente perfecto para tu descanso y el de los más pequeños.

  1. Baja las persianas por la noche

Mantener la vivienda caliente a la vez que se ahorra energía es posible. Según diferentes estudios, entre el 25% y el 30% de nuestras necesidades de calefacción se originan en los escapes de calor que se producen en las ventanas. Por lo tanto, al bajar las persianas y cerrar las cortinas se minimizan las pérdidas de calor durante la noche.

  1. Aprovecha la luz del sol

En España contamos con una gran cantidad de horas de sol durante todo el año. Aunque en invierno pueda anochecer pronto, la cantidad de horas de luz supera a otros países con creces. Cuando el día es soleado y con una temperatura agradable es el momento de abrir las persianas y dejar que los rayos de sol se cuelen en la vivienda.

  1. Utiliza cortinas y estores

Las cortinas no son un simple elemento decorativo. Su función también es aislante, por lo que el uso de cortinas es muy recomendable durante todo el año. Para que el calor no se escape, es preferible utilizar cortinas con un tejido grueso o con forro térmico, ya que guardan mejor el calor dentro del hogar.

  1. Alfombras en los suelos

Con las alfombras ocurre algo similar. Además de ser uno de los elementos decorativos por excelencia de los hogares, también tienen una función aislante. El suelo, normalmente, tiende a tener grandes pérdidas de calor. A través del uso de estos textiles minimizamos estas pérdidas y ayudamos a mantener la casa caliente. Asimismo, si la casa es muy fría podemos optar por sustituir el suelo de baldosa por parquet o moqueta.

  1. Un buen aislamiento

El aislamiento es una de las claves para conseguir una temperatura óptima en casa y no arruinarse en el intento. Gran parte de los cambios de temperatura se producen por la energía que se escapa por las puertas y ventanas que no están debidamente aisladas.

  1. Deja que entre el aire

Ventilar durante las primeras horas del día es muy recomendable para renovar el ambiente de la casa. 10-15 minutos son suficientes para dejar que entre el aire. Para evitar el malgasto de energía, la ventilación debe realizarse con la calefacción apagada.

  1. Emisores térmicos GPS ePoint

Los emisores térmicos GPS ePoint de Haverland son el aliado perfecto para mantener el hogar a una temperatura óptima. Su función de localizador permite que la calefacción se encienda antes de llegar a casa. Además, es posible programarlos para que tú decidas cuándo deben encenderse. Basta con activar el GPS de tu smartphone e indicar el radio de acción que deseas para que antes de que llegues a casa, tus emisores ePoint se pongan en funcionamiento automáticamente De esta forma, al llegar a casa podrás disfrutar de un ambiente confortable en todas las estancias, especialmente en aquellas destinadas a los más pequeños. Puedes consultar todos los modelos disponibles y sus características aquí.

epoint 6 - La temperatura óptima en las habitaciones de los niños: cómo configurarla

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies