Qué es la tarifa de luz nocturna y la discriminación horaria, y cómo funciona

Inicio > Blog

Qué es la tarifa de luz nocturna y la discriminación horaria: Tipos de franjas horarias

Las tarifas de discriminación horaria se basan en la contabilización del consumo eléctrico en varios periodos con diferente precio. Existen las granjas punta, que abarcan las horas diurnas en las que el precio de la enregía es mayor; las granjas valle durante la noches en las que la energía tiene un coste menor; y, en algunas tarifas, las franjas supervalle, que son las más económicas de todas y van desde la 1h hasta las 7h.

Tarifa nocturna

Esta modalidad de contabilización de la energía antes recibía el nombre de Tarifa Nocturna, sin embargo desde 2008 y tras algunos cambios se conoce comoTarifa de Discriminación Horaria. El precio de la enregía es menor turante 14h al día, variando con el horario de invierno y verano. En el horario de invierno el consumo tiene un coste menor de 22:00 a 12:00, mientras que en verano este ahorro potencial se produce de 23:00 a 13:00.

Por consumo realizado durante las franjas valle y supervalle se paga menos en concepto de peajes a cambio de que el precio durante el resto del día sea mayor. El objetivo de estas tarifas es la reducción del consumo en los horarios de mayor demanda de energía y un aumento del consumo cuando la energía es más barata. Esta modalidad es recomendable especialmente para aquellas personas que concentran su consumo durante la noche, aunque en general a no ser que seamos muy activos durante el día, sólo con el consumo nocturno de electrodomésticos como el frigorífico ya puede suponer un ahorro.

Ventajas y beneficios

En general, para notar el beneficio económico respecto a las tarifas convencionales, al menos un 30% del consumo debe producirse durante las horas valle. Una muy buena combinación para el ahorro con esta tarifa son los electrodomésticos programables que pueden funcionar durante la noche y reducir su actividad durante el día.

Cuánto podemos ahorrar en la factura de la luz

La discriminación horaria no siempre puede suponer un ahorro. Por ejemplo, si nuestro consumo eléctrico se reparte de forma uniforme durante el día, o si hacemos uso con frecuencia de electrodomésticos como el horno, la vitrocerámica o la lavadora durante las horas punta.

Esta tarifa está disponible en el mercado eléctrico regulado y en el mercado eléctrico libre. Para beneficiarse de este formato, los clientes del mercado eléctrico regulado deben contratar el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor. Y si nuestro contador de la luz es antiguo, es posible que necesitemos uno nuevo capaz de controlar el consumo hora a hora. Más allá del cambio por un contador digital, el único coste que tendremos que asumir al cambiar de contrato es el correspondiente al derecho de enganche (9,04€+IVA) que se debe abonar a la distribuidora eléctrica.

 en Sin categorizar, Haverland News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies