Cómo calcular las medidas de tus radiadores y cuántos necesito

Inicio > Blog

 

Existen numerosos factores que influyen en las necesidades de climatización de una vivienda y que, por tanto, deben ser tenidos en cuenta a la hora de plantear la instalación de elementos de calefacción.

  • Localización

Un factor crucial será la localización de nuestra vivienda, ya que el clima tiene características muy distintas en diferentes regiones. Podemos consultar un mapa de zonas climáticas que en base a dichas características y respecto a la temperatura media de cada zona durante el año, nos informará de las condiciones externas a las que nuestra calefacción deberá hacer frente.

  • Aislamiento

Esta zona climática nos indicará la temperatura fuera de nuestra casa, pero si algo será determinante es la transferencia de calor entre el interior y el exterior de la vivienda, es decir su aislamiento. Éste está relacionado con las características del edificio como los materiales de construcción o la disposición de las habitaciones ya que es mejor que dos estancias contiguas estén a temperaturas similares porque se mantendrá mejor la temperatura; y una habitación que dé a la fachada siempre tendrá más intercambio de temperatura con el exterior y, por tanto, necesitará materiales más aislantes para mantener la temperatura.

  • Exposición al exterior

Por este motivo es más sencillo mantener el calor en un piso que en un adosado, y en un adosado más que en una casa independiente o un ático, que está más expuesto a la intemperie, pues tiene más superficie en contacto con el frío del exterior. Presuponemos que si nuestros vecinos directos pared con pared encienden también la calefacción, eso hará que nuestra casa pierda menos calor por equilibrio térmico.

  • Orientación

Otro factor que en ocasiones dejamos de tener en cuenta es la orientación de la habitación, cuando resulta que está orientada al norte necesitaremos mayor potencia calorífica para contrarrestar la influencia del frío exterior. Las necesidades tampoco serán las mismas en un piso bajo rodeado de edificios más altos que amortigüen las inclemencias del tiempo que en una localización más expuesta.

  • Tamaño

Por último, nos queda considerar la amplitud de la propia estancia que queremos caldear ya que, evidentemente, el tamaño de la habitación influirá en la cantidad de calor que debemos aportarle para que se caliente. Aquí juega un papel fundamental la altura de los techos puesto que el aire caliente es menos denso que el frío y tiende a ascender; por ello, en casas con mucha altura hará falta más potencia para mantener caliente el aire bajo. Precisamente por este fenómeno de densidades es importante diferenciar si la habitación tiene escaleras o no, ya que si las tiene será más fácil que el aire caliente salga de la misma por el hueco que estas dejen para acceder a otro piso.

  • Nuestra calculadora

Para facilitarte esta complicada tarea de cálculos y consideraciones, en Haverland ponemos a tu disposición nuestra calculadora para ayudarte a conocer las necesidades de tu casa, estancia a estancia. De esta manera, la optimización de tu sistema de calefacción será máxima y a medida de tus necesidades y las del confort de tu hogar.

  • Cuántos radiadores necesito en casa

Una vez que conozcamos las necesidades de la habitación, simplemente tendremos que asegurarnos de que quedan cubiertas por la potencia de los radiadores que adquiramos. Para ello podemos bien elegir elementos con el número de módulos necesario para cubrirla, o bien adquirir un mayor número de aparatos de potencia más baja siempre que entre ellos sumen la necesaria para caldear correctamente el espacio que disponemos.

 en Sin categorizar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies