Cómo hacer tu casa más agradable en verano

Inicio > Blog

Ahora que el verano ya está aquí y empezamos a notar las consecuencias de la subida de temperaturas, es el momento de sacar unos cuantos ases de la manga para disfrutar de esta estación sin pasar calor de forma innecesaria.

¿Cómo es tu casa?

En primer lugar debemos tener en cuenta las características de nuestra casa. No será lo mismo un ático expuesto al sol durante todo el día que un piso bajo en una calle a la sombra o un adosado con jardín. Y también debemos considerar el aislamiento o las posibilidades de ventilación que tengamos.

Las ventanas son clave

Tendemos a pensar que la mejor opción es mantener en todo momento las ventanas abiertas, pero esto es un error puesto que en ocasiones lo que hacemos con este gesto es permitir la entrada de aire caliente. Durante el día es recomendable mantener toldos y persianas bajados siempre que sea posible y no estemos en casa. De esta forma impedimos que la radiación solar caliente el interior del edificio además de evitar corrientes de aire cálido. Así, podemos aprovechar el descenso nocturno de temperaturas para ventilar y refrescar el ambiente.

Bajar la temperatura puede ser cuestión de pequeños cambios

Una buena idea para mantener la temperatura que deseamos es optar por iluminación led y electrodomésticos eficientes, ya que estos producen menos calor con su funcionamiento. Mantener apagados los aparatos que no estamos usando como ordenadores o televisiones también puede influir en el calor que emitan.

Viste tu casa para el verano

Igual que en invierno recomendamos la decoración con tejidos abrigados y alfombras, para el verano lo mejor es retirarlos y cambiarlos por tejidos ligeros y de tonos claros. En el caso de las sábanas, las de invierno suelen ser más abrigadas, con telas como la franela, mientras que para los meses de calor las más recomendadas son las de algodón o seda. A la hora de acomodar tu cama para el verano es interesante darle la vuelta al colchón, no sólo porque es lo que los fabricantes recomiendan hacer cada seis meses, sino porque además la mayoría de colchones tienen un lado de invierno y uno de verano.

Gestos que refrescan

Si tus suelos son cerámicos o tienes la suerte de contar con terraza o jardín, prueba a rociarlos con agua. Al evaporarse, el agua se lleva consigo parte del calor que éstos acumulan y tiene un efecto refrescante. De la misma manera, regar las plantas puede hacer que el ambiente de tu casa resulte más fresco y agradable.

Cuenta con nosotros

En Haverland contamos con una amplia gama de soluciones a las altas temperaturas para que tu hogar se mantenga siempre a la temperatura que tú desees. Nuestros aires acondicionados Iglú, por ejemplo, son aparatos muy eficientes y cómodos, dotados con mando a distancia, y de bajo nivel sonoro. Esto último los hace ideales para utilizar por la noche sin perturbar nuestro descanso. Además, con sus ruedas es muy sencillo transportarlos al rincón de tu hogar que quieras mantener fresco.

banner igl 300x89 - Cómo hacer tu casa más agradable en verano

 

 en Sin categorizar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies