fbpx

La importancia del nivel sonoro de tus electrodomésticos

Inicio > Blog

Hay muchos factores que determinan la comodidad de una vivienda, la luz natural, la temperatura, la ventilación, la amplitud del espacio… pero uno de los más decisivos es el ruido ambiental.

¿A qué llamamos ruido?

Un ruido por lo general es un sonido confuso y molesto, repetitivo o continuo, generalmente desagradable y, sobre todo, indeseado. Según su intensidad y su duración, el ruido puede afectar incluso a nuestra salud. Pueda causar pérdidas de audición, estrés, problemas de comunicación, falta de rendimiento y alteraciones del sueño entre otras cosas. El sonido se mide en decibelios y es importante conocer su magnitud, ya que es algo con lo que no estamos familiarizados, así que te acercamos esta pequeña comparativa

  • 0 db. Es el umbral de audición, silencio.
  • De 0 a 10 dB. Niveles tenues y casi imperceptibles de sonido, como una respiración calmada
  • De 10 a 20 dB. Niveles muy bajos de sonido como susurros o pasos.
  • De 20 a 30 dB El nivel de ruido es bajo. Salas vacías y aisladas del exterior, como por ejemplo bibliotecas o estudios de grabación.
  • De 30 dB a 40 dB Ruido moderado, el oleaje calmado en el mar, una conversación a un tono de voz natural.
  • De 40 dB a 50 dB Ruido de ambiente transitado. Una oficina o una sala con gente.
  • De 50 dB a 60 dB  El nivel de ruido es un poco elevado.  Tráfico de una calle con movimiento, el volumen medio de una televisión.
  • De 60 dB a 70 dB Ruido con nivel elevado. Un grupo de gente conversando en voz muy alta, el timbre de un teléfono.
  • De 70 dB a 80 dB Nivel de ruido muy elevado. A partir de 75dB el ruido puede comenzar a causar daños. El tráfico de una ciudad, una conversación a gritos.
  • De 80 dB a 90 dB El ruido es dañino en exposiciones prolongadas. Sirenas de ambulancia, el ruido de una obra
  • De 90 dB a 100 dB Es un nivel de ruido que causa molestias y resulta dañino de forma continuada. Una sirena de los bomberos a poca distancia, un atasco con los cláxones de los vehículos.
  • De 100 dB  a 120 dB Es un nivel de riesgo. Un martillo neumático a poca distancia, un concierto de música.
  • Más de 120 decibelios. Se percibe dolor y existe el riesgo de perder la audición. Una explosión intensa.
  • 180 dB El despegue de una nave espacial.
  • Niveles superiores a 180 dB. Llegan a causar la muerte

 

En muchas ocasiones tenemos tan interiorizado este ruido ambiental que no somos conscientes de que está hasta que desaparece. Un buen aislamiento nos puede librar de los sonidos del exterior, pero ¿Cómo podemos evitar el ruido dentro de nuestra propia casa?

Ponle música a tu vida

Sustituir un sonido por otro más agradable es una buena solución para salir del paso. Esta opción no elimina la molestia que pueda suponer, pero sí la hace más agradable. Implica aumentar la cantidad de decibelios para poder emascararlo y no deja de ser una falsa cobertura del problema, pero al menos es un sonido de tu elección y puedes disfrutarlo bailando.

Encuentra los momentos de funcionamiento de los aparatos

La hora de la siesta no es el momento idóneo para poner una lavadora ruidosa, igual que no queremos un aparato de aire cuyo zumbido nos moleste por la noche. Si no tenemos más remedio, las horas centrales de la mañana y las últimas horas de la tarde son las mejores para molestar lo menos posible. De nuevo, no acabamos con el problema, pero disminuimos la molestia que pueda causar.

Minimiza las ondas sonoras que te llegan

Con la distancia y, sobre todo, con paredes y obstáculos entre medias, puedes conseguir que la cantidad de sonido que te llega sea menor. La decoración puede jugar un papel importante ya que objetos como estanterías llenas de libros, alfombras y cortinas pueden amortiguar el ruido y proporcionarte mayor sensación de silencio.

Busca la mejor solución

Todas las opciones anteriores están bien, pero no nos convencen. No acaban con el problema, sólo lo tapan, así que en Haverland queremos proponerte una respuesta mucho más eficaz a tus problemas con el ruido. Realizando una correcta selección de los aparatos y electrodomésticos que tienes en casa, conseguirás ese silencio que te mereces para tu tranquilidad. Busca aparatos que incluyan en su etiquetado el nivel de sonido que producen para poder asegurarte de qué es lo que realmente estás comprando. Te ponemos como ejemplo nuestro ventilador Hype 2.0, con un nivel sonoro de 13dB, es perfecto para usar incluso durante la noche sin que suponga un problema a la hora de conciliar el sueño.

El ventilador de pie HyPE2.0 multiplica hasta por 7 veces el flujo de aire de un ventilador tradicional. Es la mejor opción para hacer circular el aire de su habitación de la manera más efectiva ya que ofrece un flujo fuerte con un alcance de hasta 15 metros, todo ello con un bajo consumo de energía y sin ruidos molestos.

 

 

 

 en Sin categorizar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies