fbpx

Cómo conseguir la mejor oficina en casa durante el invierno

Inicio > Blog

Los días de invierno pueden presentar algunas dificultades para teletrabajar, y es que hay varios factores que quizás no estés teniendo en cuenta y que puedan estar afectando a tu productividad. Por eso os queremos dar unos prácticos consejos para aprovechar al máximo tu oficina en casa durante el invierno y aumentar la productividad sin perjudicar tu salud.

  1. Fija un espacio de trabajo concreto

    Intenta mantener una misma zona de trabajo y te ayudará a seguir una rutina. En cualquier caso, evita trabajar desde el sofá, la cama o la cocina, ya que estos sitios son propensos a distracciones y provocar pérdidas de productividad. También debes intentar colocar tu oficina en casa alejada de la TV u otros aparatos que provocan distracciones.
    Si no dispones de habitaciones extra donde crear tu propio despacho, busca un hueco en una esquina de la sala de estar, lejos de la tv; o en la habitación, alejándote lo máximo posible de la cama.

  2. Busca un buen punto de luz

    Una opción ideal para montar una oficina en casa es colocar la mesa de trabajo cerca de una ventana para conseguir la máxima luz natural, pero sin llegar pegada de frente a la ventana para que no llegue una luz demasiado directa y pueda dañar tu vista.

    En invierno, las horas de luz disminuyen, por eso debes contar con un flexo o lámpara de trabajo con una luz un poco más potente. Añade varios puntos de luz indirecta y evita los reflejos de las pantallas de los dispositivos electrónicos que utilices para trabajar. 

    Pintar las paredes en todos claros, azules, o con detalles rojos y naranjas también ayudarán a lograr un espacio mejor iluminado y favorecer la salud visual y la productividad.

  3. Mantén una temperatura agradable

    ¿Sabes cuál es la temperatura ideal para trabajar en casa? Los expertos aconsejan fijar una temperatura entre 21ºC y 24ºC, ya que da un efecto positivo en la salud y en la productividad, pues es cuando el cuerpo produce más cantidad de energía.

    A la hora de trabajar en una oficina en casa durante el invierno, lo mejor es colocar tu espacio de trabajo cerca de un radiador para conseguir una temperatura ideal. No te preocupes si no puedes, ya que hoy en día existen aparatos térmicos para cubrir todas las necesidades. 

    Puedes optar por un radiador portátil, como el termofluido HAT, o el radiador portátil IDK. Son perfectos para espacios pequeños, ya que los puedes transportar a tu oficina en casa durante la jornada laboral y, cuando esta acabe, puedes guardarlo o moverlo a otra habitación donde vayas a necesitar.

  4. Cuida el ambiente y aléjalo de malos olores

    Como también os hemos comentado en algunas ocasiones, la limpieza del aire es muy importante para conseguir ser productivos y no perjudicar la salud. Y ahora que vas a pasar más tiempo en casa debes tenerlo aún más en cuenta. No te olvides de ventilar todas las estancias, incluso la de la zona de trabajo. Con cinco o diez minutos es suficiente, aunque puedes aumentar su efectividad con aparatos de tratamiento del aire diseñados para limpiar y purificar el aire. desde Haverland os recomendamos estos dos purificadores de aire:

    • El purificador de aire Air Pure 19 lleva tres filtros (carbón, true HEPA y desodorizante) para conseguir la máxima eficiencia en eliminación de moléculas contaminantes y agresivas y la eliminación de los malos olores.
    • El purificador de aire Pure Air Box utiliza la tecnología PCO™ y es capaz de eliminar virus, bacterias y gérmenes, tanto del aire como de las superficies, con una eficacia del 99,99%. Además, tiene un tamaño más compacto, por lo que es perfecto para espacios pequeños.
  5. Organiza y ordena tu espacio de trabajo

    El orden es muy importante para que todo salga bien. Puedes clasificar y ordenar el material y los documentos con archivadores, organizadores y cajas o cestas.

    Haz uso de las paredes, cuelga baldas o tableros para tener toda la información dentro de tu campo de visión y poder inspirarte más fácilmente. Además ayudará a mantener libres de obstáculos los espacios más pequeños.

  6. Cuida tu salud con mobiliario ergonómico

    La productividad es importante, pero tu salud lo es más. Hazte con una silla ergonómica que cubra tu espalda y sea elevable. Posiblemente este sea uno de los puntos que menos se tienen en cuenta a la hora de crear una oficina en casa, pero es una de las principales diferencias entre tu oficina y tu hogar.

Ahora que ya conoces los mejores consejos para tener una oficina en casa durante el invierno, solo necesitas ponerlo en práctica y verás como aumenta la productividad al mismo tiempo que cuidas tu salud.

 en Sin categorizar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies