fbpx

QUÉ POTENCIA DEBO CONTRATAR PARA AHORRAR CADA MES EN LA FACTURA DE LA LUZ.

Inicio > Blog
Cómo ahorrar en la factura de la luz de tu segunda residencia

Con la llegada del invierno y la disminución de las horas de luz, el consumo energético de los hogares aumenta. Mantener nuestro hogar iluminado y con una temperatura agradable es muy importante. Es posible que antes te pasaras el día fuera de casa y sólo encendieras la luz o los radiadores cuando volvías de trabajar por la noche. Pero ahora, en mitad de la pandemia en la que nos encontramos, el tiempo que pasamos en casa se ha incrementado tanto que hemos visto cómo se han elevado los precios de la factura de la luz. De hecho, se ha observado cómo, desde marzo de 2020, el consumo de los suministros profesionales ha disminuido, disparándose al alza los suministros domésticos. 

Ahorrar invirtiendo en eficiencia energética

Cuando hablamos de eficiencia energética nos referimos a optimizar el uso de energía, es decir, utilizar el mayor rendimiento posible con el menor gasto de energía posible.

Invertir en electrodomésticos y aparatos electrónicos de calidad, así como optar por bombillas de bajo consumo, nos ayudará a disminuir el consumo de electricidad y, por lo tanto, a ahorrar en la factura de la luz. Pero no solo eso, sino que también estaremos ayudando a proteger el medioambiente y la calidad de vida de nuestro planeta.

Seguro que estás acostumbrado a escuchar que el consumo de un radiador eléctrico es elevado, lo que conlleva a que la factura eléctrica se dispare en los meses más fríos del año. Pues bien, ahorrar con los emisores térmicos es posible.

Hoy en día existen muchas opciones con precios asequibles que convertirán tu casa en un espacio eficiente sin que nuestro bolsillo tenga que sufrir. En Haverland apostamos por aparatos eléctricos eficientes, para asegurar el máximo confort a nuestros clientes al mismo tiempo que contribuimos a reducir el impacto en el medio ambiente. A continuación te proponemos distintas opciones según las necesidades de cada espacio o vivienda:

  1.  Emisores térmicos eficientes RCW+

Normalmente, los radiadores eléctricos suelen diferenciarse entre emisores secos – alcanzan rápidamente la temperatura deseada pero también se enfrían en seguida – o emisores de fluidos – tardan más en alcanzar la temperatura de confort, pero retienen el calor durante más tiempo. Sin embargo, en Haverland hemos fabricado este emisor con un bloque de inercia a fundición de aluminio, lo que asegura llegar a la temperatura deseada rápidamente obteniendo el máximo ahorro. Además, permite programar la temperatura 24 horas los 7 días de la semana.

  1.  Emisores térmicos eficientes WI AUTOPROGRAMABLES

Si lo que necesitas es un emisor térmico para espacios que sólo se ocupan durante una determinada jornada, como puede ser el caso de un despacho o una habitación, los emisores WI autoprogramables son perfectos para ahorrar desde ya. Gracias a su sensor de presencia, sólo funcionan cuando la estancia está ocupada, lo que evita consumos eléctricos innecesarios. Además, tiene una modalidad de auto-aprendizaje, que estudia la rutina semanal y la imita la semana siguiente.

  1.  Emisores térmicos eficientes GPS EPOINT

Por el contrario, si lo que buscas en llegar a casa después de un largo día de trabajo y encontrarla a la temperatura perfecta, el emisor térmico GPS EPOINT es perfecto para ti. Cuenta con un emisor con geoposicionamiento, por lo que no tienes que programar nada. Sólo necesitarás mantener el GPS de tu smartphone activado y cuando estés cerca de casa se conectará, al igual que se desconectará cuando te alejes.

Otras maneras de ahorrar en la factura de la luz

Un concepto clave a tener en cuenta a la hora de revisar la factura eléctrica es la potencia eléctrica que tenemos. En este artículo te acercamos al concepto y al tipo de potencia que necesitas según el tipo de inmueble, que te ayudará mejor a entender este artículo.

Pero, ¿qué sucede con las segundas residencias? Es posible que en su día se contratara una potencia eléctrica mínima para pagar menos en la factura de la luz y ahora que parece que las segundas residencias están siendo más habitadas, esa potencia ya no es suficiente para cocinar mientras se utiliza el ordenador y están los radiadores de las diferentes habitaciones encendidos. Sin mencionar el consumo recurrente de los electrodomésticos, y especialmente los antiguos – aparatos que había antes en la primera residencia y que se cambiaron por unos más nuevos o eficientes – o simplemente se compraron los más baratos y simples del mercado, y que gastan más que los actuales. Estas son las opciones que tienes para cambiar la potencia eléctrica:

  1. Aumentar la potencia eléctrica contratada.

Se puede hacer un cálculo estimado sobre la potencia necesaria, tal y como te explicamos en el artículo que arriba mencionamos “Qué es y para qué sirve la potencia eléctrica de tu casa“. Según el tipo de vivienda que se trate se deberá contratar más o menos potencia. No obstante, realizar este cambio no suele ser gratuito, y si la diferencia de potencia es muy amplia, puede llegar a resultar bastante costoso.

  1. Cambiar de compañía y contratar la potencia eléctrica adecuada

Si resulta que el cambio de potencia eléctrica dentro de la misma compañía eléctrica deriva en un gasto excesivo, también se puede estudiar un cambio de compañía. Hacer este cambio no conlleva ningún gasto adicional, por lo que es buen momento para estimar cuál es la potencia que mejor se ajusta a tus necesidades y conseguir el mejor precio comparando varias compañías.

Ahora ya puedes ahorrar en la factura de la luz gracias a estos consejos y, además, estarás dejando tu granito de arena haciendo de este mundo un lugar más sostenible. Este invierno, apuesta por la eficiencia térmica de Haverland.

 en Haverland News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies