¿Cómo preparar tu casa para teletrabajar y disfrutar de un entorno acogedor?

Inicio > Blog

 

La modalidad del teletrabajo ha permitido que pasemos más tiempo en casa. Pero, ¿cómo podemos reducir nuestro gasto en calefacción cuando estamos teletrabajando? Al igual que sucede en las oficinas, no pasamos todo el día en ellas, sino que solo necesitamos que la calefacción esté activa mientras estamos en casa. Por ello, desde Haverland nos gustaría darte algunos consejos para poder optimizar el gasto y ahorrar en calefacción mientras estás trabajando, aprovechando la programación de los emisores térmicos. Además, de programarlos antes de llegar a casa para que la temperatura sea la adecuada, te recomendamos que tengas en cuenta el número de estancias que usas de la casa para activar solo los radiadores eléctricos de las habitaciones en las que necesites teletrabajar. Recuerda la importancia de una temperatura óptima para la productividad y el desempeño del trabajo. Pero, ¿Cómo conseguir esta temperatura sin desperdiciar el calor conseguido en la habitación? 

En Haverland estamos comprometidos con el cuidado de las personas y su entorno, por eso mismo queremos facilitaros varios consejos, muy sencillos, para ahorrar en la factura de luz y gas y optimizar el calor conseguido con la calefacción.

 

5 tips para ahorrar en calefacción en casa

 1. Asegúrate que las ventanas de PVC de tu casa u oficina estén bien aisladas 

Uno de los primeros factores en los que tenemos que fijarnos de cara a tener una temperatura confortable son las ventanas. Por estas se pierde la mayoría de la energía. Por lo tanto, tener una buenas ventanas de PCV es siempre una inversión rentable, pudiendo ahorrar hasta un 40% del total de la factura.  Al mismo tiempo, también se pueden aislar paredes y techos, en caso de que no lo estuvieran del todo. 

 2. Ajusta la temperatura óptima y agradable para trabajar

La temperatura óptima suele rondar los 20-21ºC. Hay estudios que demuestran que el aumento de un solo grado puede suponer un consumo de entre un 5% y un 10%, por lo que a veces resulta más rentable estar un poco tapado en invierno a subir la calefacción.

3. Ventila la estancia antes de empezar la jornada laboral.

Lo ideal es ventilarla unos diez minutos. Si dejamos las ventanas abiertas más de la cuenta, el calor se escapará. 

4. Dispón de termostatos para controlar los gastos

Para mantener un control de la temperatura, lo idóneo es instalar termostatos que te permitan fijarla en la que tú quieras y lograr una temperatura y ambiente óptimo. 

Por otro lado, existen otras opciones, como los emisores térmicos autoprogramables, para que no se nos olvide apagarla cuando salimos de casa por un rato largo, por la noche, o encenderla tras ventilar la estancia.

Por ejemplo, en Haverland tenemos varios emisores eléctricos inteligentes, adecuados con el medio ambiente y con la última tecnología, como el TT8C Inerzia, Simply 8, etc. 

5. No olvides quitar los radiadores de aquellas estancias que se queden vacías

En estancias vacías de hogares u oficinas encontramos radiadores, que lo único que hacen es malgastar energía. Cierra aquellos que no necesitas, y no los tapes, ya que dificulta la dispersión del calor. 

 

Salvo la instalación de ventanas de PVC o el aislamiento de aquellas ventanas, techos que lo necesiten, el resto de consejos no necesitan de ningún tipo de obra ni de gasto económico. 

Estos consejos son pequeñas acciones que van a ayudarte a lograr un mayor confort mientras trabajas, ahorras dinero y contribuyes con el medio ambiente. Ahorrar en calefacción es invertir en una vivienda saludable. 

En Haverland nos gusta cuidar de las personas y su entorno, por esa razón ofrecemos los mejores emisores térmicos. Para más información, no dudéis en contactarnos

 

 

 en Haverland News